Alternativa de América Latina ante el dominio estadounidense

Si analizamos con determinación la historia de la politica exterior de los Estados Unidos podemos notar que el manejo de esta no ha variado mucho desde el nacimiento de las 13 colonias hasta la actualidad.  Para convertirse en una superpotencia como lo es Estados Unidos,  se necesita de una continuación coherente en sus tareas políticas.  Esta continuación se ve plasmada precisamente en las doctrinas Monroe y el Destino Manifiesto. La primera que buscaba alejar a los europeos de los asuntos de América Latina, que acuño la famosa frase “América para los Americanos”, y la segunda, las pretensiones de expandir sus fronteras conquistando territorios que ya tenían su dueño en ese entonces. Estas dos doctrinas son claves para entender el camino que decidieron tomar los estadistas estadounidenses.

Incluso, en la historia mas reciente podemos ver que esas doctrinas aun tienen vigencia, pero manifestadas desde un modo diferente. Los tiempos cambian, y en la manera que Estados Unidos conquistaba territorios en el pasado hoy seria imposible. Pero claro, los estadistas en la actualidad saben como emplear las doctrinas antes mencionadas sin emplear los mismos medios que sus antecesores. Para comprobar esto nada mas hay que ver la influencia politica estadounidense que predomina en el mundo. Los llamados “Estados Satélites” no son mas que una extensión del poder de los Estados Unidos a pesar de ser países libres y soberanos. Con el surgimiento de las Naciones Unidas en 1945 y los Acuerdos de Bretton Woods que dieron el lugar al Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, estaba mas claro que nunca que el poderío de los Estados Unidos se estaba reflejando fuera de sus territorios a través de estos organismos donde claramente ellos tienen la mayor influencia en toma de las decisiones. También esta la Corte Penal Internacional  cuyo fundador fue Estados Unidos, sin embargo no aceptan la jurisdicción de este organismo. Basta con analizar algunos fallos de la Corte para darse cuenta que muchas veces fueron decisiones políticas y no jurídicas, relevando de esta manera la presencia de la influencia estadounidense.

Lo anterior mencionado refleja como el manejo de la política exterior de los Estados Unidos no ha cambiado mucho, y sigue teniendo el mismo paradigma de siempre: dominar el mundo a través de diversos sistemas y organizaciones que ellos mismo crearon. Muchos dirán que eso depende de quien sea el mandatario en la Casa Blanca, sin embargo, la historia nos demuestra que no importa mucho el color del partido, y que las decisiones que salen de Washington siguen siendo las mismas de siempre. Cuando en 2008 Obama asumió la presidencia, al presidente de Ecuador Rafael Correa le han preguntado sobre qué espera de Obama, y este había respondido que no importa si en la Casa Blanca llega el republicano o demócrata, las políticas de Estados Unidos hacia América Latina siguen siendo la misma de siempre.

Brzenski en su libro “El gran tablero mundial” ha escrito sobre los principales ejes del poder que hacen de los Estados Unidos una potencia global. Estos ejes son: el poder militar, el poder económico, la tecnología y la cultura. Ante el gran debate que se vive en la actualidad sobre el futuro de los Estados Unidos como una superpotencia, hay que detenerse y analizar la vigencia de estos cuatro ejes para determinar si estamos ante una decadencia del poderío estadounidense o no. En lo militar los Estados Unidos siguen siendo una potencia inigualable, y pueden destruir cualquier país del mundo si así lo desean. A pesar de la Gran Recesión del 2008, Estados Unidos se ha ido recuperando y su economia no dejó de ser la numero uno del mundo. En cuanto la tecnología no ha cambiado absolutamente nada, y en este campo siguen siendo un rival sin poder derrocarlos. Y por ultimo y no menos importante que los primeros tres, esta el factor cultura. Sin lugar a duda Estados Unidos sabe como difundir su cultura por el mundo, y de esta manera influir significativamente en la vida de los demás países en el mundo. El impacto de la cultura estadounidense se refleja mas en los jóvenes, y estos cada día mas quieren vivir el “sueño americano”. La influencia de la cultura estadounidense también se expresa a través de sus películas, y famosa industria de Cine de Hollywood, que sin lugar a duda gran población mundial esta apegada.

Luego de ver los cuatros ejes del poder estadounidense esta mas claro que su vigencia en la actualidad confirma claramente que esta superpotencia no esta por caer por mas que algunos quisieran. Esta mas claro que nunca que esa frase la clave para los Estados Unidos mantener su dominio mundial, y que este no esta por finalizar. Ante esta realidad la clave para América Latina para que se aleje de los Estados Unidos y deje de ser un “patio trasero” esta en búsqueda de una alternativa, en búsqueda de otros socios que vean América Latina con diferente ojos. Ante esto, queda inevitable mencionar la visita de Vladimir Putin a América Latina, que podría significar una nueva era para los latinoamericanos.  Con el surgimiento de BRICS surge también una oportunidad para los países que quieren dejar ser dependientes y utilizados por los Estados Unidos. La clave esta en la voluntad politica de los lideres latinoamericanos y su valentía en emprender un reto, que sin lugar a duda les puede convenir a largo plazo y cambiar su perspectiva en el mundo.

Ya que la historia nos enseña que es difícil cambiar la politica exterior de los Estados Unidos y su dominio en el mundo, no queda nada mas que ser realista, y en vez de pensar como hacer caer a ellos, pensar en como hacer levantar a nosotros -América Latina-.

mahdi20110313071551217

Alen Trokic

Anuncios